Videos

Mamada mañanera y polvo alucinante!

«>

Mi vecina se portaba como buena chica, pero yo estaba seguro que era una zorra. Entraba y salía de la urbanización provocando con sus miradas maliciosas y sabía que yo estaba hambriento de aquél coñito.

Hasta el día que me cansé y sabiendo que pasaría por mi ventana en aquella hora concreta, le esperé masturbándome y no ha pasado 2 segundos para que estivera dentro de mi salón, desnudándose y partiendo encima como una gata estando en celo. La zorra estaba loca por mi polla… una tragada inicial y vino a besarme la boca, la puta esta! Besitos  a parte… yo, lo que querría era que me diera una mamada profunda y toda húmeda, sin limitarse en lamelo todo deliciosamente, sin parar y mirándome con aquella cara de zorra que me desafiaba todos los días.

Estuvo entretenida y cachonda con mi polla por unos largos minutos y yo, ya piedoso con ella, zorra deliciosa, empecé a retribuir tamaño placer. Por supuesto que yo también queria sentir el sabor de un coño tan sabroso… entonces fue cuando no le di tregua.  La zorra lo imploraba y suspiraba… una perra!  Le comía y metia mi dedo entero en su culito que era otro que imploraba atención.